Alimentos poco irritantes. Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es un trastorno gastrointestinal muy común que afecta a un 15 % de la población, pero solo una pequeña parte de los afectados son conscientes de que lo padecen.

Algunos de los síntomas que se están relacionando con este trastorno son: digestiones pesadas, hinchazón, gases, molestias abdominales, diarreas…

Uno de los principales tratamientos que se hace al ser detectado es una dieta baja en oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polifenoles fermentables o hidratos de carbono difíciles de digerir. Si eliminamos estos componentes de la dieta, los síntomas mejorarán y disminuirán los problemas, ya que habremos retirado los alimentos que irritan los intestinos.

Pero la pregunta que se nos hace en la consulta es: ¿Qué puedo / debo comer?

Os voy ha dejar una pequeña clasificación de ciertos alimentos que nos ayudarán y nos permitirán trazar unos menús adecuados para facilitar nuestras digestiones:

1. Las harinas siempre deberán ser sin gluten: harina de patata, de arroz, de maíz, de mijo, de trigo sarraceno o de quinoa
2. Respecto a las verduras y hortalizas, priorizaremos las espinacas, el tomate, la zanahoria, el pepino, el pimiento, la parte verde de la cebolla, el cebollino, el kale, la col lombarda y el brócoli
3. Las frutas que digerimos mejor son el melón cantalupo, la uva, la naranja, el kiwi, la piña, las fresas, los arándanos, las frambuesas y los plátanos que no estén maduros
4. Los lácteos, siempre sin lactosa, y los quesos mejor secos, de pasta dura
5. Los azucares a utilizar serán el azúcar clásico, el sirope de maíz bajo en fructosa, el aspartamo y la estevia. Nunca la miel, ya que es un irritante digestivo
6. Podemos utilizar todo tipo de hierbas, tanto frescas como deshidratadas
7. Carnes, pescados y huevos, sin ningún tipo de limitación
8. Y las bebidas principales serán el agua, por supuesto -la principal-, los productos lácteos sin lactosa, el café, a poder ser de filtro, los zumos de frutas y aquellas bebidas que no contengan edulcorantes
Si habéis detectado la sintomatología que os he comentado y ponéis en práctica estos consejos nutricionales, notareis rápidamente la diferencia.

Write a comment

*