Blog
Jun 05

¿Te cuesta beber agua?

¡Llega el verano, hay que hidratarse bien!

 
Hay personas que no tienen nunca sensación de sed, que no reconocen el aviso de falta de agua que nuestro cuerpo emite, que no es más que la propia sed, y que por esa razón no beben nada o beben muy poco.
Pues bien, en verano, y con temperaturas altas, esto resulta en ocasiones algo problemático e incluso peligroso, porque nuestros circuitos de líquidos corporales no pueden permitirse el lujo de reducir sus volúmenes.
Así que hoy os voy a dar unas recomendaciones para mejorar nuestra hidratación en los meses de calor:
1. Tomar en la comida o en la cena sopas frías, como el gazpacho o las cremas frías de verduras (calabacín, tomate o puerros). Es una manera muy sana de añadir líquidos a nuestra dieta.
2. Hacer granizados, caseros por supuesto, con fruta limpia, congelada y luego triturada. Serán refrescos sin azúcar añadido, riquísimos.
3. Hacer licuados de frutas de temporada como pueden ser el melón o la sandía, que ya por sí mismos tienen un gran contenido de agua.
4. Tomar infusiones frías, con hielo, y utilizarlas a modo de refrescos durante el día. Una buena jarra de té con menta o limón frescos es siempre una muy buena opción
De esta manera siempre tendremos a mano diferentes formas de tomar líquidos durante los meses de verano, que nos ayudarán a mantener nuestro cuerpo bien hidratado.
Y, para aquellas personas que no tienen el hábito de beber, una recomendación que doy en la consulta y que me consta que funciona muy bien es la siguiente:
“Siempre que vayas al lavabo a hacer pipí, al salir vete directamente a beber un vaso de agua, así repondrás el agua que hayas perdido”.
Puedo aseguraros que es una de las maneras más fáciles de retomar el hábito de beber. Eso sí, siempre un vaso, no nos engañemos con un sorbito de una botella que nos dura una semana.
Recordad: nuestro cuerpo es aproximadamente un 60 % de agua. ¡¡¡El agua es vida!!!
 
 

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.