Obesidad y alimentación familiar

¿Qué es la obesidad? ¿Cómo podemos paliarla? ¿Cómo se puede evitar? Una buena dieta, ejercicio físico y un estilo de vida saludable son claves para avanzar en su reducción o control.

En el caso de niños y niñas, las cifras de sobrepeso alcanzan en España el 23,2%, y en obesidad, el 18,1%.

 

La obesidad se define como el exceso de peso a expensas del tejido graso. Para su determinación normalmente se utiliza el Índice de Masa Corporal (IMC). Y cuando éste es superior a 30, hablamos de obesidad.

 

Aunque en España las cifras de obesidad no son tan altas como en Estados Unidos, los expertos indican que están aumentando de forma alarmante. Una de cada dos personas adultas sufre sobrepeso u obesidad.

 

En el caso de la infancia, según el último estudio ALADINO de vigilancia de crecimiento y alimentación, actividad física, desarrollo infantil y obesidad, 4 de cada 10 niños están en una situación de exceso de peso.

 

Esto debe abordarse desde el inicio. Los niños son los más vulnerables, porque si su exceso de peso no se corrige a tiempo, cuando alcancen la edad adulta será muy difícil de corregir. Es un gran error por parte de los padres dejar que el niño/la niña engorde, pensando que cuando crezca ya adelgazará. Sabemos que aproximadamente el 80 % de los niños y adolescentes obesos lo seguirán siendo en la edad adulta.

 

Existe poca conciencia entre la población de que la obesidad es un problema de salud pública. Es una enfermedad multifactorial, que suele iniciarse en la infancia y en la adolescencia. También es cierto que los factores genéticos contribuyen a su instauración y cada vez se está investigando más en este sentido. Sin embargo, los hábitos alimentarios y el estilo de vida siguen considerándose las causas más importantes de su desarrollo.

 

El primer paso para afrontar este problema es la prevención, con actuaciones que modifiquen los hábitos. Por ejemplo, es necesario que los padres tengan alimentos saludables en casa. Los niños son unos grandes imitadores, por lo que si les ofrecemos productos saludables y los adultos nos alimentamos también de manera equilibrada, ellos también lo harán.

 

Si ya existe sobrepeso u obesidad, el tratamiento debe consistir en cambios en la dieta, en el estilo de vida, y en disminuir el sedentarismo con actividades diarias que estén adaptadas a cada individuo. Lo más difícil es siempre mantener los cambios.

Write a comment

*