Blog
May 22

¿Padeces reflujo? ¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

Hay muchas personas que lo padecen y no saben bien qué es, ni por qué se produce. Voy a intentar explicároslo de la forma más sencilla posible.

El reflujo gastroesofágico (ERGE) es uno de los trastornos más frecuentes del aparato digestivo. Lo primero que debemos hacer, desde el momento que notamos las primeras molestias es, por supuesto, acudir al médico para tener un correcto diagnóstico y tratamiento. Y, si es una cuestión de dieta, acudir a un dietista- nutricionista para que, con una correcta alimentación, disminuya la sintomatología.

El reflujo consiste en el paso del contenido del estomago al esófago. O sea, justo al contrario de su trayecto normal. El esófago es el tubo por donde bajan los alimentos y los líquidos hacia el estómago y, en este caso, lo que están haciendo es retornar hacia la boca, lo que no es normal. Esto produce una sensación de ardor y dolor, que suele suceder casi siempre después de las comidas copiosas o con algún tipo de exceso, y puede producir una fuerte irritación del esófago.

Se sabe que las causas más comunes para que esto se produzca son:

• Padecer obesidad y sobrepeso
• Los embarazos
• Mal funcionamiento del esfínter esofágico inferior
• Hernia de hiato
¿Cómo lo podemos tratar? Pues lo primero será llevar a cabo un cambio de hábitos y ponernos a dieta. Mis recomendaciones son:
• Los lácteos descremados
• Las carnes blancas, el pescado blanco y los huevos
• Las verduras no flatulentas y las frutas, pero que no sean cítricos ni tomadas con piel
• Los cereales y las legumbres que no sean integrales
• Tratar de evitar los frutos secos
• El aceite, siempre de oliva y en crudo
• Evitar el alcohol y los refrescos, además del exceso de café
• Hacer siempre comidas poco copiosas y repartidas en más tomas (de 4 a 6), comiendo despacio y bien masticado
• No comer entre 3 y 4 horas antes de irnos a dormir
• Evitar las comidas a temperatura muy alta.
• Adoptar siempre posturas adecuadas.

Además, si es necesario, deberemos seguir el tratamiento farmacológico que nos haya recetado nuestro médico.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.