Tipos de Ave

Los 5 tipos de Ave más comunes en nuestra cocina

No hay nada más acogedor al entrar en una casa que notar el aroma del pollo asándose en el horno. Es una deliciosa imagen que la mayoría mantenemos desde pequeños en nuestra retina y en nuestro paladar, con su piel asada, doradito por fuera y jugoso por dentro.

 

Bueno, la verdad es que no es fácil hacer una clasificación, porque siempre nos dejaremos algunas que muchos conocemos y que se utilizan en contadas ocasiones en nuestra cocina. Así que me referiré a las que más aparecen en guisos comunes de nuestra dieta, y las demás las dejaremos para más adelante, cuando dominemos más la cocina.

 

1.- Pollo normal: puede ser más blanco o más amarillo, y esto se debe al tipo de alimentación que ha tenido. Lo encontramos en principio entero o casi siempre troceado en sus diferentes partes (pechugas, muslos, alitas…) y lo podremos cocinar de todas las formas posibles (a la plancha, al horno, guisado, rebozado…)

 

2.- Picantón: es un pollo pequeño, de más o menos medio kilo, de carne tierna, y resulta ideal para hacer entero al horno o a la parrilla.

 

3.- Pularda: de carne tierna y con mucho sabor, suele ser de aproximadamente dos kilos o más, y se utiliza sobre todo para guisos.

 

4.- Capón: Su peso puede ser de tres kilos o más. Tiene mucha grasa, es tierno y sabroso y resulta perfecto para asar o rellenar, de ahí que se utilice mucho en las Fiestas Navideñas.

 

5.- Gallina: de carne muy dura pero muy sabrosa, se usa en caldos y sopas y también en guisos de cocción muy larga.

 

La carne de pollo o ave en general es la que llamamos carne blanca, una carne que podemos tomar tantas veces como queramos en nuestras comidas ya que tiene un bajo contenido en grasa y un importante contenido en aminoácidos.

Write a comment

*