Blog
May 08

Frutos Secos. ¿Engordan?

Los frutos secos, en general, son muy nutritivos y cardiosaludables, pero también es cierto que cada 100 gr suponen 500 Kcal y que el 80 por ciento de sus calorías son grasas. Por eso, siempre se recomienda que se tomen crudos, y no fritos o tostados, y por supuesto con moderación, ya que si los consumimos fritos (como aperitivos) o tostados (de picoteo) son aún más calóricos.

Las almendras, los anacardos, las avellanas, las nueces, las pipas y los pistachos… Tomarlos de forma habitual y en pequeñas cantidades es una sana costumbre, aunque estemos haciendo dieta. Podemos ponerlos como un tentempié a media mañana o a media tarde. Pero eso sí, solo un pequeño puñadito y no todos los días.

Si además somos personas con un alto gasto energético, no será ningún problema su consumo, pero repito “solo un puñadito al día y siempre crudos”. Resultará una costumbre muy sana, primero por su alto contenido en proteínas y fibra, que nos ayudan a regular el tránsito intestinal, y segundo porque sus nutrientes son una buenísima fuente de antioxidantes para nuestro organismo (vitamina E, selenio y ácido fólico).

Una manera de conservarlos perfectamente es guardarlos en un envase hermético, en lugar fresco y seco.

Por otra parte, un punto muy importante a tener en cuenta es que pueden provocar alergias, actualmente se están dando muchísimos casos y tenemos que ir con mucho cuidado en caso de tenerlas, ya que podríamos tener algún susto importante.

Pero si no padecemos de ningún tipo de alergia, planteémonos tomar de vez en cuando un puñadito de frutos secos para merendar, como una terapia saludable. Eso sí, siempre en crudo y a poder ser nueces, almendras y anacardos.

Y si estás en “momento dieta”, limítate los días, hazlo sólo un par de días a la semana, y con moderación. Tu salud te lo agradecerá.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.