En invierno, verduras y frutas ricas en vitamina C

Con las temperaturas del invierno, nuestro cuerpo necesita consumir alimentos calientes, energéticos y nutritivos. Es una estación idónea para fortalecernos con la alimentación, y no nos podemos permitir entrar en déficit.

Es la época en la que debemos reconfortarnos con cocciones largas de platos “de cuchara” como las sopas, caldos, cremas y legumbres, que nos darán la hidratación que necesitamos, nos facilitarán la digestión y también la absorción de los nutrientes.

En estos meses, la variedad de verduras y hortalizas es más reducida, pero la tierra nos ofrece justo lo que nuestro cuerpo necesita para afrontar el frío, la sequedad y para estimular el sistema inmunológico. Recordad mi frase preferida: “hay que comer de temporada”. Nuestro cuerpo es muy sabio, sabe lo que necesita.
Mucha gente no es muy amiga de la familia de las coles, pero son las “reinas del invierno” por sus propiedades nutricionales. Hablamos de repollo, col rizada o kale, brécol, brócoli, coliflor o col lombarda, entre otras.

Son ricas en vitamina C, un antioxidante que estimula el sistema inmunitario y nos ayuda a absorber el hierro. También en vitamina A, en forma de betacarotenos, que nos cuidan la vista y la piel, y además protegen nuestras mucosas de infecciones. Son una de las mejores fuentes de calcio asimilable. Y, por último, destacan en azufre, que ayuda a nuestro hígado en su proceso de depuración, y son reconocidas en múltiples estudios como protectoras frente a varios tipos de cáncer gracias a sus principios activos.

Y, por supuesto, las frutas estrella del invierno son los cítricos, también ricos en vitamina C, que nos ayudará a recuperarnos de resfriados e infecciones, ya que frena los procesos de oxidación y nos ayuda a absorber el hierro de legumbres y verduras de hoja verde. Las frutas cítricas son las naranjas, mandarinas, pomelo, limón y lima. Y no nos podemos olvidar de los kiwis, que tienen el doble de vitamina C que las naranjas.

A tener en cuenta:

Si tomas dos kiwis en ayunas, mejorará tu estreñimiento; y si los tomas por la noche, te ayudarán a dormir.
¡No tires la piel de los cítricos! La piel de la mandarina es muy útil para hacer infusiones relajantes y calmantes. Contiene antioxidantes, que protegen la salud de las arterias.

Write a comment

*