Dieta pobre en nutrientes

Una de cada cinco muertes en el mundo está causada por una dieta pobre en nutrientes.

 

Las muertes se asocian más con no comer suficientes alimentos saludables que con comer demasiados alimentos perjudiciales para la salud.

 

Unos 11 millones de fallecimientos en el mundo se podrían haber evitado si los afectados no hubieran seguido una dieta pobre en nutrientes, lo que provocó en ellos enfermedades cardiovasculares, cánceres y diabetes de tipo II, según The Lancet.

 

La revista médica divulga resultados del estudio “Carga Global de Enfermedad”, que examinó las tendencias de consumo según quince factores dietéticos clave entre 1990 y 2017 en 195 países.

 

El estudio concluye que los factores de la dieta que más incidieron en los fallecimientos fueron el excesivo consumo de sal junto con la insuficiente ingestión de frutas, verduras, legumbres, frutos secos y leche.

 

En cambio, se vio que tenía menor importancia en los fallecimientos el consumo habitual de bebidas azucaradas, azúcar, grasas y carne roja.

 

Los investigadores concluyen que, por tanto, “las muertes se asocian más con no comer suficientes alimentos saludables que con comer demasiados de los que son malos para la salud”.

 

Como dato importante para nosotros, se vio que España es el tercer país con menos muertes por dieta pobre en nutrientes.

De los 195 países analizados, la mayor proporción de muertes relacionadas con la dieta se registró en Uzbekistán, Afganistán, islas Marshall y Papúa Nueva Guinea.

 

La menor proporción de ese tipo de fallecimientos se registró en Israel, el primer clasificado junto con Francia, que ocupó la segunda posición, y España la tercera; Japón y Andorra ocuparon la cuarta y la quinta posición.

 

Los autores dicen que sus hallazgos “subrayan la urgente necesidad de coordinar esfuerzos a nivel global para mejorar las dietas mediante la colaboración entre los diferentes eslabones del sistema alimentario y nuevas políticas para impulsar dietas equilibradas”.

 

Y nos confirman, además, lo que hace años que ya sabemos:

• Las dietas pobres en nutrientes son responsables de más muertes que ningún otro factor de riesgo
• La dieta mediterránea aporta grandes beneficios a nuestra salud

Write a comment

*