Blog
Abr 04

Descubre los trucos de los supermercados para vender más

¿Sabías que los supermercados utilizan técnicas o trucos psicológicos para que compremos más, y sobre todo cosas que no necesitas?

Cada vez que entramos en un “súper” comienza una lucha contra nuestro enemigo.

Lo ideal sería que todos fuésemos al supermercado con una lista de la compra en la mano y respetáramos lo que allí hemos apuntado: leche, yogurt, patatas, manzanas… y hacer la compra de forma rápida.

Pero a los dueños de los «Súpers» eso no les gusta o no les interesa, y por esa razón utilizan diferentes planes de manipulación para que pongamos en el carro cantidad de cosas que ni queremos ni necesitamos.

Por ejemplo: si os fijáis, lo primero que encontramos al entrar son normalmente los productos de panadería y bollería, que con su aroma ya nos atraen y nos condicionan a comprar. Después, la fruta y la verdura aparecen colocadas en un lugar destacado y rociadas con gotitas de agua para parecer bien frescas (aunque lo único que consiguen es que se estropeen antes).

Si vamos más allá, nos fijaremos que las vitrinas de los refrigerados siempre están al final del local, con lo que nos obligarán a pasar por un montón de pasillos repletos de productos y artículos que normalmente no necesitamos, pero que recorremos, e inconscientemente cogemos aquellos que nos llaman más la atención.

Sin embargo, los productos más económicos y básicos, como pueden ser la harina, el arroz o el azúcar, están colocados en lugares más recónditos, que muchas veces resultan difíciles de encontrar.

Además, hay otros factores que también nos condicionan, como por ejemplo que el carro circule despacio, la música de fondo, o todos aquellos puestecitos que nos vamos encontrando por el centro cargados con selecciones de embutidos o dulces, que nos hacen ir picoteando conforme recorremos el establecimiento.

Conclusión

No debemos dejarnos influenciar por todos estos efectos adversos, y como no podemos hacer la compra con orejeras, auriculares o algo por el estilo, lo mejor será llevar siempre en la mano la lista de lo que necesitamos, y también un bolígrafo o un lápiz para ir tachando sin levantar demasiado la vista de ella.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.