Cómo elegir el mejor tipo de Huevo

Un huevo aporta a nuestro organismo un 51% de vitamina B12 y un 40% de biotina, necesarias para la formación de glóbulos rojos y hemoglobina.

Sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales, y es rico en hierro, yodo y zinc. Es la proteína perfecta.

Pero cuando los compramos, no sabemos cuáles son los mejores.

Lo primero que hay que mirar son los números que aparecen en los huevos, es un código que aparece impreso en la cáscara, y es, por así decirlo, la matrícula de su historia.

El primer dígito indica el tipo de cría, y es en el que nos tenemos que fijar para saber si son ecológicos o no:

 

0: ECOLÓGICOS. Provienen de gallinas en libertad, criadas con pienso ecológico.
1: CAMPEROS. Comen pienso NO ecológico, se crían en naves con salida al aire libre.
2: DE SUELO. Comen pienso NO ecológico, no tienen salida al exterior, pero pueden moverse relativamente. Hay 12 gallinas por metro cuadrado.
3: DE JAULA. comen pienso NO ecológico, y se crían en jaulas sin capacidad de movimiento alguno.

Las dos letras siguientes corresponden al código del estado miembro de la UE del que proceden los huevos.

Y los restantes dígitos son: 2 del código de provincia, 3 del municipio y 3 de identificación de la granja de la cual proceden.

Además, debemos mirar la cáscara: no tiene que estar agrietada ni sucia, pues es su protección natural, y es fácil que penetren bacterias y suciedad en el interior. El hecho de que sean blancos o morenos es indiferente, tienen el mismo valor nutricional. El color varía en función de la raza de gallina.

La clara representa un 60% del peso, apenas contiene hidratos ni grasas. Es rica en proteínas y en aminoácidos esenciales.
La yema supone un 30% de su peso, y contiene proteínas, ácidos grasos esenciales, carbohidratos y minerales.

En los huevos ecológicos, la YEMA TIENE UN COLOR BASTANTE CLARO, mientras que en el resto es más anaranjado.

Un truco: ¿cómo saber a simple vista si un huevo es fresco o no?
Si tienes dudas sobre si es fresco o no, ponlo en un bol con agua y sal. Si se queda en el fondo, es fresco. De lo contrario, flotará.
Y un consejo: desecha cualquier huevo que, al abrirlo, su yema se rompa y su clara sea muy líquida.

Write a comment

*