“Acrilamidas”

¡Ojo con los alimentos chamuscados!

 

Cuando se cocina a muy alta temperatura, o también durante mucho tiempo, puede aparecer una sustancia tóxica y posiblemente cancerígena, que se denomina “acrilamida”.

Esta sustancia se forma en las frituras demasiado hechas, en los horneados un punto pasados, en las parrillas y sobre todo en las barbacoas que mantienen los alimentos en mayor contacto con el fuego directamente y, por supuesto, siempre que se cocina por encima de los 170 grados y con un largo tiempo de cocción.

Pero que no cunda el pánico, ya que no todos los alimentos dan lugar a estas sustancias. Sólo aparecen en aquellas que contienen azúcares y ciertos aminoácidos (sustancias que forman las proteínas).

Algunos de los alimentos más característicos y con los que deberemos tener más cuidado a la hora de su cocinado son las patatas, los cereales y el café en grano, aunque por supuesto también dependerá de la forma de cocinarlos o de tratarlos, según cada caso.

Donde más acrilamidas se forman es en las frituras, aunque todos pensamos en los asados, pero no: se dan más en los fritos, o mejor dicho, los “mal fritos”.

No hay que dejar nunca que el aceite humee, y menos con humo negro, y tampoco debemos dejar que los alimentos se tuesten demasiado, dejándolos que se cocinen mucho más tiempo de lo que realmente necesitan, como en el caso de unas patatas fritas, que deben quedar de un color amarillo doradito y no marrón oscuro.

Además, deberemos evitar siempre las partes más tostadas o quemadas del pan o de las carnes en general, y sobre todo moderar el consumo de alimentos fritos y con exceso de grasa.

Recordad: hay que seguir una alimentación equilibrada y variada, con mucha fruta y verdura. Y que los fritos sean solo la comida de algún día, como un capricho, pero no como un hábito.

 

Write a comment

*