¿Realmente hay alimentos afrodisíacos?

Qué queréis que os diga, creo que hay muchos mitos sobre este tema. Sí es cierto que hay alimentos como algunas especies, frutas o bebidas que son energizantes y estimulantes. Pero de ahí a que realmente sean afrodisíacos, todo dependerá, no solo del alimento en sí, sino de su forma sensual, de algún tipo de preparación o incluso del estado de ánimo en que nos encontremos.

En el fondo, si son o no realmente afrodisíacos nos dará lo mismo, pero sí es cierto que, con una buena dosis de imaginación, una alimentación equilibrada, algo de ejercicio físico y buen humor, tendremos los ingredientes perfectos para mantener el punto de pasión al día.

De todas formas, y por si acaso, aquí os dejo una serie de alimentos que, mito o no, siempre nos han ayudado a propiciar el ambiente deseado:

• Los mariscos y moluscos son de los primeros en el ranking afrodisíaco. Sí es cierto que las ostras, las gambas, las almejas y los mejillones tienen un alto contenido en cinc, y este mineral está relacionado con la producción de testosterona y estrógenos.

• Los aromas de albahaca, infusiones de canela, el jengibre como condimento, la guindilla o la pimienta, todos estos aromas eran considerados por la diosa Afrodita indispensables para las artes amatorias, y hoy en día se utilizan mucho en cocina e incluso en perfumería (por algo será).

• Tentación con forma de fruta: las fresas, los plátanos y el aguacate poseen grandes propiedades energizantes y estimulantes. ¿Quién no tiene en su imaginación unas fresas bañadas en nata o chocolate?

• Y, por supuestísimo, el chocolate, que junto con la miel ocupa un lugar destacado y preferente en la cocina afrodisiaca. Todos sabemos los efectos del chocolate, que aumenta los niveles de serotonina y mejora la circulación sanguínea.

 

Así que, verdad o no, mito o realidad, cada uno que elija su película.

Ahí os lo dejo, yo no dejaría de probarlo ¡Igual funciona!

Write a comment

*